15 feb. 2010

ALMOGAVÁRES VI

ACTOS CULTURALES EN LA BRIGADA PARACAIDISTA “ALMOGAVÁRES VI”

Ayer domingo día 14 de Febrero, se celebró en el Palacio de la Entrevista de Alcalá de Henares, la entrega de premios del IV CERTAMEN DE MINIATURAS “TROFEO 23F” , que cada año se celebra para conmemorar el LVI Aniversario de la Fundación de las Fuerzas Paracaidistas del Ejercito de Tierra.

En el interior del Palacio, antiguo convento franciscano de San Juan de la Penitencia, que fue fundado por el Cardenal Cisneros para las monjas de la Orden, y que debe su nombre al recuerdo de la entrevista que mantuvieron Isabel la Católica y Cristóbal Colón en el Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares, el Coronel Jefe de la Brigada, tras un breve discurso, leyó el fallo del jurado por el que se concedían los Premios 23 F de la presente edición del Concurso de Miniaturas.


Tras este acto, a su vez, la LIGA NAVAL DE CASTILLA LA MANCHA tras unas palabras de agradecimiento a la Brigada Paracaidista, por haber sido invitados a participar en esta exposición de modelismo, se hizo observar a los presentes la calidad de los barcos expuestos, el esfuerzo para trasladar estas delicadas piezas, así como el cariño, entrega e ilusión de todos los expositores. A continuación a modo de reconocimiento, se hizo entrega de unos dossier, que contenían un Diploma, un ejemplar de la Carta de Juan de la Cosa, las banderas del Código Internacional de Señales en la Mar, y un CD con la Salve Marinera.
...
Tras este grato acto, los modelistas tuvieron oportunidad de comentar el éxito de la exposición, con un vino español y comida de confraternidad marinera.

Desde la LNCLM manifiesto en nombre de los miembros de la Delegación Regional, presentes en el acto, y en el mió propio, nuestro sincero agradecimiento a todos, por su valiosa e imprescindible contribución, para la celebración de este evento y éxito del mismo.



José Carlos Tamayo Gálvez.
Luís Fariña Filgueira

11 feb. 2010

CONFERENCIA EN LA CAJA PROVINCIAL SOBRE LOS ORÍGENES DE CRISTÓBAL COLÓN por Alfonso Sanz


En la Sede del nuevo edificio de la Caja Provincial, y con la colaboración de la Obra Social de esta entidad, la Asociación Cultural Lago de Bolarque y la Sociedad de Amigos de Cogolludo (SADECO), se celebró una conferencia sobre el origen de Cristóbal Colón.

El conferenciante, Geógrafo de profesión, ha sido funcionario del Instituto Geográfico Nacional; coordinador general del Atlas Nacional de España, profesor Asociado en la Facultad de Geografía de la Universidad Complutense y Jefe de Estudios del Instituto de Estudios Turísticos; actualmente está jubilado, y es hijo de D. Ricardo Sanz García, conocido médico de Guadalajara ya fallecido, autor de tres libros sobre el origen del Almirante. A petición de distintas instituciones, viene dando Conferencias sobre el origen de Cristóbal Colón, en defensa de la tesis de su padre, y con algunas aportaciones propias, fruto de investigaciones posteriores a la publicación de las obras de Ricardo Sanz.

Ha expuesto esta tesis en el Ateneo de Madrid, la Casa de Guadalajara en Madrid, a la que asistió e intervino en el coloquio posterior don Cristóbal Colón de Carvajal, duque de Veragua; en Almonacid de Zorita; y tiene previstas otras intervenciones en el Casino Principal de Guadalajara y en el Casino Militar de Madrid.

Asimismo ha sido entrevistado recientemente por la Cadena SER, por Televisión Guadalajara, y por el Decano de Guadalajara, y ha creado una página web : w.w.w.colonespanol.com, en la que se recogen algunos textos de estas conferencias y artículos editados por el Boletín Informativo de la Sociedad de Amigos de Cogolludo, del que es director.

La tesis de Ricardo Sanz García establece que :

Cristóbal Colón nació en Espinosa de Henares el 18 de junio de 1435, siendo hijo de doña Aldonza de Mendoza, duquesa de Arjona y de don Diego Gómez Manrique, conde de Treviño.

Vivió como donado en el convento jerónimo de San Bartolomé de Lupiana , y allí recibió una formación completa.

La herencia le fue usurpada por el marqués de Santillana (su tío) y de ahí el interés porque no se conociese su identidad.

Se presentó en la corte de los Reyes Católicos por mediación de don Luis de la Cerda, primer duque de Medinaceli, por los monjes del Monasterio de la Rábida, a quienes revelaría su identidad, y por el Cardenal Mendoza, su sobrino, para recuperar los honores hereditarios que le habían sido arrebatados.

Tenía un defecto en el habla (dislalia) que le hacía parecer extranjero en España.

Sus hermanos no eran por línea directa

Heredó de su abuelo don Diego Hurtado de Mendoza, porque le pertenecía, el título de Almirante de Castilla.

Sus restos podrían descansar en la actualidad en la iglesia de Santa María de los Remedios en Cogolludo.

La conferencia fue acompañada de diapositivas con los documentos que la avalan, y con imágenes de esculturas que figuran en las fachadas del Palacio de Medinaceli de Cogolludo; iglesia y Monasterio de San Antonio de Mondéjar; iglesia de Uceda y Convento de San Bartolomé de Lupiana.

Los puntos básicos de la tesis son:


Una carta del duque de Medinaceli al Cardenal Mendoza, fechada en Cogolludo el 19 de marzo de 1493, en la que afirma que ha tenido en su casa a Cristóbal Colón durante dos años sin que hasta entonces hubiese descubierto nada, cosa imposible en la sociedad de la época.

El testamento de doña Aldonza de Mendoza, redactado en Espinosa de Henares dos días antes de su fallecimiento, en el que figura un CRISTÓBAL GENOVÉS, al que le deja en herencia 13.000 maravedíes.

La afirmación de Andrés Bernáldez; Alejandro de Humboldt, Whasington Irving, Ricardo Sanz y Fernández Urresti de que Colón tuvo que nacer en 1435 ó 1436.

La afirmación del padre Las Casas, que dice que Colón se solía llamar Cristóbal Columbo de Terra Rubea (tierra espinosa), que coincide con el topónimo Espinosa de Henares.

En el escudo que le otorgan los Reyes le conceden en el cuarto cuartel “las armas vuestras que soliades tener”, y que no son otras que las cinco anclas del Almirante de Castilla, que le pertenecen por herencia de su abuelo don Diego Hurtado de Mendoza, colocando, además, en la punta del escudo, la divisa de la Banda Real de Castilla, que le corresponde por su madre Aldonza de Mendoza.

La formación cultural del Almirante, muy superior a la que correspondería en aquella época e un lanero y vinatero genovés.

El defecto en el habla, heredado de su abuelo y de su tío el Marqués de Santillana, y que también padece su hijo Diego, que le hace parecer extranjero en su tierra.

La firma del Almirante, a la que da una interpretación diferente a las que existen de estudios anteriores.